viernes, 19 de noviembre de 2021

EL CACIQUISMO ES UNA ABERRACIÓN EN UNA DEMOCRACIA, PERO PARECE QUE ES IMPOSIBLE ERRADICARLO EN ESPAÑA

 

El cura rodeado de personalidades, años 50´

            La libertad, es algo demasiado importante y necesario para un ciudadano democrático como para dejarla en manos exclusivamente ajenas.

            Por eso, es necesario e imprescindible, que tanto las administraciones públicas como los medios de comunicación y los ciudadanos de a pie, controlemos la actividad de las organizaciones políticas y populares que se nutren del erario público.

El caciquismo en España es una epidemia que de una u otra forma se ha mantenido incólume al paso del tiempo, nada más ilustrativo que los innumerables casos de corrupción acaecidos desde la implantación de la democracia, sin olvidar los que no han salido a la luz, aunque hay que decir que los tiempos han cambiado las formas de manifestarse.

Como es natural, muchas de sus características más llamativas, como son las formas de dominación de los ciudadanos, se siguen manifestando, aunque más sofisticadas, especialmente en los pueblos como Alumbres, donde tradicionalmente han encontrado discípulos que no tienen nada que envidiar a los antiguos caciques de tiempos dictatoriales.

Sus ansias de poder y de dominarlo todo, el desmesurado interés por ocupar puestos, la acumulación de cargos, la larga permanencia en los puestos de dirección, los obstáculos que ponen para impedir ser sustituidos, el clientelismo a cambio del voto y favores múltiples, etc., etc.,. Si en estas personas no prevaleciera un interés personal no llevarían a votar a personas discapacitadas y enfermas en días desapacibles.

Hasta ahora he escrito muchas cosas sobre el caciquismo y los caciques, y dispongo de muchos documentos relacionados con el tema, tanto de épocas pasadas como del presente, y como no puedo olvidar que en estos tiempos, supuestamente modernos y democráticos, muchas asociaciones, y/o grupos sociales siguen utilizando métodos que recuerdan los sistemas de gobierno del caciquismo, vuelvo a tratar el tema porque me parece muy interesante, sobre todo cuando se dispone de un ejemplo tan aleccionador como el del artículo escrito por un vecino de Alumbres y publicado en el periódico El Porvenir en 1923 que transcribo a continuación.

El Porvenir 22-11-1923

Caricatura de España del genial humorista gráfico "El Roto"
Parodia de la honradez en España del genial humorista gráfico "El Roto"
       Como es sabido las AA.VV. en tiempos pasados, durante la transición y después, fueron muy importantes para el movimiento vecinal, pero en la actualidad, son organizaciones privadas que se deben a sus socios, y el resto de ciudadanos ni pueden asistir a sus reuniones, ni pueden votar ni ser votados, y desde que se reimplantaron las Juntas Vecinales en 1995, una de las dos sobra, incluso las dos, entre otras cosas, por lo que representan del pasado caciquil y dictatorial.

Según la información extraoficial que obra en mi poder, en las últimas elecciones realizadas en Alumbres el pasado 22 de septiembre, se dieron cita dos candidaturas, una se presentó fuera de plazo pero se aceptó su participación, y curiosamente esa fue la que ganó con 22 votos, la otra obtuvo 16, es decir, votaron 38 personas de una asociación que aglutina a tan solo 67 socios, y sin embargo el Ayuntamiento los reconoce como representantes de los 2000 vecinos del pueblo, y por ello reciben las subvenciones pertinentes. La Junta vecinal tampoco representa a los vecinos, puesto que la Junta es elegida entre los representantes de los partidos más votados de la población, pero unos y otros se presentan ante los ciudadanos del pueblo con todo boato como autoridades, y tanto el Ayuntamiento como los partidos políticos los respaldan sin el más mínimo pudor.

Por la misma razón que un partido político cualquiera, PSOE, PP, PODEMOS, Cs, etc., ni representa a todos los Cartageneros, ni a todos los ciudadanos de un pueblo cualquiera, porque son entes privadas, las Asociaciones de Vecinos y las Juntas Vecinales tampoco deberían de representar a todos los vecinos de la población, porque además, son vestigios de un indeseable pasado interrelacionado, caciquismo y dictadura, y que por lo visto a los poderes públicos les interesa mantener a toda costa. 

Abundando en el tema, las Juntas Vecinales (desaparecidas en la transición y reimplantadas a mediados de la década de 1990), y las AA.VV. actuales, surgieron en la década de los 60, durante la dictadura franquista, con el fin de que siguieran mangoneando los fieles de la dictadura, como es el caso del cacique alumbreño Antonio Pérez, que fue el primer Alcalde pedáneo de Alumbres en los años 60 y también el primer Presidente de la A.VV. en 1970, además de otros importantes cargos, nada despreciables.

En algunos lugares se da la circunstancia de que algunos personajes u organizaciones más importantes, hacen labores de conseguidores de recursos, con todo lo que supone para la dependencia de quienes se sienten favorecidos.

El artículo transcrito más arriba, es el ejemplo más claro de que en Alumbres existió y fue cuestionado el caciquismo alienante hace más de un siglo, pero curiosamente en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera, se podían denunciar los abusos de los caciques abiertamente, sin temor a represalias, sin embargo en la actualidad si calificas así a alguien del pueblo que tú consideras que actúa como un cacique, te expones a que te pongan una denuncia en los juzgados o en la Guardia Civil, por supuestos insultos y en “defensa del honor”, y eso sin acusarlos de delitos, que si los acusaras, no te digo ya. Ellos tienen derecho y libertad para actuar como les plazca, pero tú no puedes utilizar tus derechos constitucionales y opinar al respecto.

Siempre hay alguien ambicioso que en una comunidad ostenta numerosos cargos, pero no permite que nadie utilice la palabra cacique para definir su actividad dentro del colectivo, y eso es lo que alguien ha intentado sin éxito conmigo, que yo no volviera a pronunciarla, y la verdad, es difícil de entender en una democracia ese comportamiento reaccionario, en personas que ocupan cargos públicos en representación de organizaciones llamadas de izquierdas, aunque también tengo que decir que el intento de impedirme la utilización de ese término es una prueba más de que los ciudadanos hemos perdido derechos respecto a épocas anteriores, y que algunos de los nuevos políticos, amparados por sus podridos partidos y sus “virtuosos correligionarios”, cuando se ven señalados acuden inmediatamente a los juzgados o a los familiares del cuerpo, para que les echen una mano y coarten la libertad de expresión consagrada en nuestra constitución, intimidando a quienes se atreven a cuestionar sus actividades, así ellos pueden seguir actuando sin control alguno.

En el sinsentido de épocas de caciquismo, éste, siempre ha ido acompañando a los períodos de mayor perversión de la historia de España, como lo fueron el largo período antidemocrático instaurado por Cánovas del Castillo y Sagasta, y por supuesto el franquismo, en las que la corrupción era una de las señas de identidad más característica y relevante del sistema, por lo que encontrábamos en la cabeza de todas las organizaciones del pueblo a los personajes con más poder económico de la comunidad, empresarios y terratenientes, que tenían a su alrededor un número determinado de palmeros y alcahuetes, que se encargaban de tener informados de todo cuanto sucedía a los “amos” del pueblo, para mantener sometidos bajo su yugo al resto de la población, a cambio, recibían favores personales y alguna que otra distinción, entre ellos nunca faltaba el médico y el cura.

El cura posando con personas adineradas del pueblo, años 50´
           Lo anacrónico es que en la actualidad, en época democrática, se den circunstancias que se puedan comparar con el caciquismo de un pasado que creíamos enterrado, por lo que no es casualidad que en Alumbres y otros pueblos del entorno, un número determinado de personas aparezcan ante los ojos del vecindario como insustituibles, ostentando la dirección de varias organizaciones a la vez y se eternicen en puestos de representación social y/o político, o roten de una organización a otra como si no hubieran otras personas capaces de realizar su labor, controlándolo todo, como los antiguos caciques, con todo bajo su control, a veces, incluso con la inestimable colaboración de algún que otro periódico, que no se priva de darle el brillo necesario para que el resto de vecinos se lo traguen sin pestañear.

En la actualidad se puede observar que muchos de los “insustituibles” que copan todas las organizaciones de los pueblos mantienen relaciones políticas, sociales, religiosas y familiares muy estrechas, y que finalmente conforman una red clientelar con intereses comunes y por esa razón se encumbran, apoyan y respaldan sin dudarlo, en todo lo que suponga el ejercicio de su mandato, y si alguien se atreve a pedir información de la actividad, o que se cumplan las normas democráticas, y cuestiona alguno, o la mayoría de sus actos, se expone a ser aislado de los demás y tildado de exigente o extremista, acompañado de una campaña inquisitorial de descalificaciones, propia de otros sistemas políticos dictatoriales, y además, de inmediato intentarán cerrarte la boca como sea, utilizando todas las influencias y artimañas posibles.

Por último, quiero acabar con un par de tercetos de un largo poema de nuestro admirable literato D. Francisco de Quevedo y Villegas, nada más y nada menos que de hace 4 siglos.


No he de callar, por más que con el dedo,

ya tocando la boca o ya la frente,

silencio avises o amenaces miedo.


¿No ha de haber un espíritu valiente?

¿Siempre hay que sentir lo que se dice?

¿Nunca hay que decir lo que se siente?



 

 

viernes, 10 de septiembre de 2021

LA CONSTITUCIÓN ES PARA CUMPLIRLA TODOS LOS ESPAÑOLES SIN DISTINCIÓN, O DEPENDE DE QUIEN SE TRATE

             

            Dado que en los últimos años hay quienes vulneran la Constitución de forma reiterada e impune, muchos ciudadanos de a pié nos preguntamos si es que hay una Constitución para ciertas especies protegidas como algunos partidos políticos, jueces, y algunos poderosos personajes, y otra para el resto.

             El caso es que no salgo de mi asombro, porque según la Constitución, el Consejo General del Poder judicial hay que renovarlo cada cinco años, pero desde hace casi tres años ya, el PP de Casado y el Gobierno del PSOE no se ponen de acuerdo en la forma de renovarlo.

El bloqueo de un órgano tan importante para la credibilidad democrática debería de haber hecho entrar en razón a los partidos políticos mayoritarios que tradicionalmente negocian el reparto del Poder Judicial, y seguramente, también debería de haber entrado en acción el Tribunal Constitucional.

O es que, según qué casos, no existe ningún mecanismo legal que obligue a cumplir la Constitución.

Sin quitarle responsabilidad al PSOE, porque sin duda alguna, ambos son corresponsables de que el Poder Judicial de éste país, cada día esté más desprestigiado, en la actualidad, es el PP quien se niega a renovarlo si no hay antes una reforma que le beneficie, pero que en la anterior legislatura, cuando Rajoy nombró al Presidente del Consejo no tuvieron en cuenta porque entonces iban de sobrados.

Y por si faltaba algún oscuro condimento al actual desaguisado, los jueces que tienen el período de mandato caducado casi tres años ya, como el mismo Presidente del Consejo General del Poder Judicial continúan ocupando unas plazas que no les corresponden, y parece que tampoco están dispuestos a dimitir como sería lo más lógico.

Por todo ello, deduzco que tanto los jueces como los partidos que los eligen, están exentos de cumplir las leyes, entre ellas la sacrosanta Constitución a la que tanto apelan cuando les interesa mostrar una imagen de legalistas y demócratas.

Y claro, ante la descomunal frustración, me asaltan un par de preguntas nada inocentes, por supuesto, porque está visto que en política nadie es inocente.

¿Por qué si un partido político bloquea la renovación del Poder Judicial no se le acusa de vulneración de la Constitución? A este respecto hay que recordar que a Cataluña se le aplicó el 155 por supuestamente vulnerar la Constitución y no sé cuantas leyes más, y además se mandó a la cárcel a sus responsables políticos legalmente elegidos en proceso electoral.

Por último, no puedo entender que los mismos jueces que han enviado a la cárcel a personas por violentar la Constitución y otras leyes, sean ahora los que lo vienen haciendo desde hace ya tres años y no pasa nada.

 

 

jueves, 5 de agosto de 2021

CORREN TIEMPOS DE MATONISMO

 

Ciertamente, este fenómeno parece que es nuevo pero es muy viejo, incluso diría que algunas gentes de la sociedad actual, en sus relaciones con los demás, está retrocediendo a tiempos de los homínidos, de manera que actúan por el más primario instinto animal, y por ello se organizan en manadas y/o pandillas, aunque no para sobrevivir, sino por pura maldad, para agredir cobardemente a todo aquél que entienden que es diferente, pues su pequeña porción de materia gris les impulsa a destruir a los que no son como ellos. 

A los matones no les importa la edad, ni la raza, ni el sexo de la víctima, solo les importa que sean más débiles que ellos para poder destruirlos, y por eso las más de las veces atacan en grupo, porque cuanto más fuertes se sienten, más fácil es la destrucción del otro, y eso les proporciona un plus de ruindad que ellos confunden con “valentía”.

Todos los de mi generación hemos vivido episodios de matonismo manifestado de diferentes maneras, individual o colectiva, y en tiempos pasados, algunos descerebrados con vocación de matones, por propia iniciativa o a las órdenes de alguien, te llamaban a deshoras para regalarte una sarta de amenazas, sin embargo en la actualidad, con las redes sociales pueden llegar donde y cuando quieran por múltiples medios, y algunos de esos matones te mandan un mensaje amenazante en privado al facebook, o un whatsap, para que sepas con quien te las estás jugando.

Pisotean tu libertad de expresión cuando escribes sobre algo que huele mal, tu opinión libre es machacada con amenazas miserables y cobardes, pero pasan inadvertidos ante la sociedad, porque siempre los amparan, respaldan y bendicen personas que obtienen algún beneficio de su complicidad, aunque hipócritamente ofrecen una imagen de cierta moralidad, incluso de principios cristianos, que purgan sus  pecados participando también en alguna organización de carácter solidario.

Los verdaderos responsables de la proliferación de esta clase de bestias son los lameculos de uno y otro sexo que tanto abundan.

En la actualidad los medios de comunicación y alguna gente que parece haber perdido la memoria, se sorprenden, porque un grupo de salvajes de la clase mencionada, haya agredido a una persona solo porque es lo ha mirado, o porque es gay hasta matarlo cobardemente a puñetazos y patadas.

Por lo visto nadie se acuerda ya de aquellos años en los que grupos de ultraderecha salían los fines de semana en busca de inmigrantes, indigentes y “homosexuales” para divertirse apaleándolos con sus bates de beisbol, y/o quemándolos en los cajeros de los bancos. Eso sí, tenían salvoconducto para la impunidad total.

Sí, es sorprendente que la degeneración humana haya llegado hasta tal punto, que para mantener relaciones sexuales, haya desalmados que prefieran formar una miserable pandilla o “manada” para forzar a una mujer.

Lo curioso, es que esa misma gente que se organiza para apalear a una persona, por ser de raza diferente, o por pensar distinto, o por escribir algo relacionado con él, o por ser homosexual, o para satisfacer sus instintos más bajos de forma miserable, son incapaces de organizarse para defender su derecho a una vivienda digna, a un empleo decente, o a un salario justo, es decir, para defender sus derechos recogidos en la Constitución de la que tanto hablan algunos demagogos que se califican de constitucionalistas, pero que todos los días se mean y se cagan en la Constitución.

No en balde el matonismo es una práctica manifestada principalmente por grupos de tendencia ultraderechista, con muchas y poderosas influencias sociales e institucionales, así que será complicado extirparlo. 

Por último, y para que nadie se llame a engaño, pongo un poema de mi cosecha que escribí en 1999, dedicado a la impunidad con que actuaban los cabezas rapadas en la década de 1990.

SILENCIO EN LA JUNGLA DEL ASFALTO

Silencio en la noche de las fieras

el cielo aúlla su impotente soledad

y el infierno se estremece en las tinieblas.

 

Silencio en la jungla del asfalto

una manada  de crueles depredadores

salen de caza los sábados por la noche

y vuelven cada domingo saciados a sus guaridas.

 

Callad por un instante los desvalidos

callad por un momento los marginados

callad por un buen rato las razas inmigrantes

callad por algún tiempo los indigentes.

 

Dejad que pasen de largo sin que os vean

que ya se acercan ansiosos los desalmados

impartiendo terror a su paso marcial

confundidos en las sombras.

 

No dejéis que reparen en vosotros

que vienen pateando sin piedad a las más débiles

y confiadas criaturas

con sus pesadas botas negras reglamentarias

y sus chinchetas en los cueros

y sus paranoicos símbolos hitlerianos

y sus negras gafas de sol para el anonimato

y sus cabezas huecas rapadas al cero

con el signo de la muerte ocupándoles el cerebro

y sus oscuros pasaportes para la impunidad.

 

 

 

jueves, 17 de junio de 2021

MI PARTICIPACIÓN EN LAS CARRERAS POPULARES DE ALUMBRES

 

            Pese a quien le pese soy alumbreño desde hace 72 años, y nunca dejé de serlo, ni física ni espiritualmente, por más lejos que me haya encontrado de Alumbres en diversos momentos de mi vida, siempre me sentí alumbreño, por lo que participé y/o colaboré con mucho gusto en diversas actividades de algunas asociaciones que en ciertos momentos creyeron interesante y positiva mi colaboración, con la Comisión de Fiestas en 1978 y otras posteriores, con la A.VV en los recitales poéticos de “Alumbres está que arde”, en actividades culturales del Casino, con la Escuela de Fútbol en la preparación y celebración del Centenario del Futbol en Alumbres, con la SFC Minerva durante 9 años, y con el Cross de Alumbres.

            El Club Deportivo Alumbres Sport comenzó su andadura por iniciativa de un grupo de alumbreños socios del Casino, encabezado por Francisco Hernández Cuadros, y del que tuve el honor de formar parte en las dos primeras convocatorias del Cross de Alumbres, la de 2013 y la de 2014.  Además, tengo la satisfacción de haber corrido 7 de las 8 ediciones del Cross de Alumbres de 6 Km., y también dos de las tres ediciones del Trail de 18 Km., el de 2019 y el de 2021.

En el podio como 3º Clasificado con Ángel Gómez 2º y Pedro Expósito 1º
Con mi tío Paco y su hija Jose. Cross de 2013
Entregando premios en el Cross de 2013
Foto: J. Albaladejo- Ayuntamiento de Cartagena (2014)

Una vez consolidado el Cross, Paco formó un equipo y fundó el Club Deportivo Alumbres Sport en 2015, y desde entonces no ha parado de crecer en número de socios y de disciplinas deportivas, entre las que se pueden mencionar además del Cross, el Trail, y el ciclo Cross, ah, y los niños ya tienen aquí una Escuela de Atletismo.

Alumbres Sport. Foto: Cortesía de Francisco Hernández Cuadros
Corredores veteranos con el speaker Gaspar Zamora
             Niños dispuestos a tomar la salida en el Cross de Alumbres
Grupo de corredores del Club Mandarache en el Cross de Alumbres de 2013

A mi edad, no sé hasta cuando voy a poder estirar mi vida deportiva, por lo que tengo la satisfacción de decir que de las 7 ediciones del Cross de Alumbres en las que he participado, he conseguido trofeo en tres de ellas, 1 primer premio y 2 terceros en la categoría de edades que me correspondía, y en la última además, el Trofeo al Corredor más Veterano, lo que me enorgullece un poco más si cabe, y también conseguí 2 trofeos en dos de los Trail de 18 Km. que he disputado, el del Corredor más Veterano, y el del 3º puesto de la categoría por edades que me correspondía.

El primer Cross de Alumbres se disputó el 25 de mayo de 2013 y quedé 3º en mi categoría de edades con un tiempo de 29:59,  a 4 segundos de mi amigo y compañero del Club Mandarache Ángel Gómez que quedó 2º y a 16 segundos del 1º mi amigo Pedro Expósito Coca que hizo 29:43. Ese día además, tuve la satisfacción añadida de participar en la entrega de premios como “historiador de Alumbres”, honor que le debo al Club Deportivo Alumbres Sport.

En el V Cross de Alumbres celebrado el 20 de mayo de 2017 volví a subir al podio siendo 3º en mi categoría de edades, y lo hice junto a mis amigos y compañeros del C. Mandarache, Pepe Paredes González que hizo 2º y  Francisco Cegarra Jerez 1º.


3º puesto en mi categoría en el Cross de 2017, con Pepe Paredes y Francisco Cegarra

Grupo de corredores del Club Mandarache en el Cross de 2017

Con Antonio Caparros y Jero Caparrós
            En 2019 participé en el II Trail de Alumbres de 18 kilómetros, aunque no suelo correr otros trail porque prefiero el cross, además, hacía muy poco tiempo que había sido operado de una hernia inguinal y no estaba muy en forma que digamos, por lo que en este trail tomé la salida porque me creí capaz de terminarlo dentro del tiempo que marcaba la organización, y eso lo conseguí, pues finalmente mi tiempo fue de 2:18:44 (dos horas 18 minutos 44 segundos). Y además conseguí el “Trofeo al Corredor más Veterano” con 69 años.

            Tanto el Trail como el Cross de 2020 no se realizaron por la pandemia, por lo que el Trail se aplazó al 28 de marzo de 2021, y entonces pudimos salir a correr el III Trail de 18 kilómetros que teníamos que haber corrido en 2020, y lo hicimos con mascarilla. Mi propósito era bajar el tiempo realizado en 2019, y vaya si lo bajé, realicé 10 minutos menos que en 2019, concretamente 2:08:53, y me clasifique 3º en la categoría de edades que me correspondía, por lo que subí al podio con otros dos corredores mucho más jóvenes que yo, y también fui el corredor más veterano.

II Trail de Alumbres 2019. Trofeo al "Corredor más Veterano"
III Trail de Alumbres 2021. En el podio como 3º clasificado en la categoría de Veteranos “C”
III Trail de Alumbres. Con dos alumbreños 

            El 29 de mayo de 2021, disputé el VIII Cross de Alumbres de 6 Km. y conseguí subir al podio a recoger el trofeo como 1º Clasificado en mi categoría por edades, 2º fue mi amigo Enrique Caperán San Juan y 3º José Ramón Suárez Calvo. Además me llevé también el “Trofeo al Corredor más Veterano” con 71 años.

                                                                           1º clasificado en Veteranos “D”, Cross 2021
                                                                             Trofeo al Corredor más Veterano, Cross 2021
Grupo de corredores del Club Mandarache en el Cross de 2021

Mi afición al atletismo tiene un largo recorrido, pues comenzó a los 15 años en mi época de estudiante en la Escuela Bastarreche, y representé a la Escuela en competiciones escolares de Cross en dos ocasiones al menos, una en Cartagena y otra en Murcia.

Un par de años después, en mi época de voluntario en el ejército con 17 años, representé al Regimiento Mixto de Infantería de Tierra nº 18 de Cartagena como corredor de fondo, de cuya etapa conservo dos trofeos, uno como ganador del Cross de la Inmaculada Concepción en el cuartel de Infantería de Tierra de Cartagena, frente a la Plaza de Toros, y un 3º puesto en el Campeonato de la Tercera Región Militar en Valencia.

Con 19 años me licencié del ejército y hasta los 40 estuve practicando el fútbol amateur en campeonatos de aficionados y de empresas, y también en campeonatos de futbito y fútbol sala. Las 24 horas de futbito de Alumbres las jugué varios años con diferentes equipos, por cierto, el primer año quedamos campeones “Los Abueletes”.

Después de varios años de inactividad volví a la práctica del atletismo a mediados de los años 90, y desde entonces, con algún pequeño bache que otro, siempre practiqué el running, durante muchos años en solitario, y cuando comencé a participar en carreras populares ya estábamos bien entrados en la década del 2000.

Sin embargo, durante los 9 años en los que estuve ligado a la SFC Minerva limité mi participación a las carreras que no coincidieran con los partidos de liga, porque le dí prioridad a mi compromiso con el club de fútbol.

He participado en carreras populares en muchos lugares de la geografía regional, y en muchas de ellas conseguí trofeos en mi categoría de edades, pero sin duda alguna, ningún trofeo, y tengo en casa unos 50,  tuvo tanto valor para mí como los seis que tengo de las carreras de mi patria chica, la tierra donde nací, Alumbres, y eso que algunos fueron muy importantes y me hicieron mucha ilusión, los trofeos de la San Silvestre de Cartagena, los de los 11 kilómetros de la Villa de  Cartagena, los  de La Artillería, el del Faro de Navidad, el de la Media Maratón de Torre Pacheco, los de La Unión, el del Cross de la Constitución en Totana, y el de la Subida a la Santa, el de la San Silvestre de Murcia, San Javier, El Palmar, Cabo de Palos, Playa Paraíso,  etc…

He cogido premios en muchas carreras, y algunos de los trofeos son muy bonitos e importantes para mí, por lo que ocupan un lugar muy destacado en mi memoria y en mi casa, pero ninguno tan estimado como los conseguidos en mi pueblo.

En el atletismo todos los trofeos cuestan, disciplina, sudor y mucho sacrificio, por eso es natural que algunos de ellos tengan una especial relevancia para los deportistas como yo, por lo que no me voy a privar de poner un par de fotos con los trofeos de Alumbres y algunos de los más bonitos que conseguí en otras importantes carreras populares.

                                                                                 Trofeos del Cross y de los Trail de Alumbres

Algunos de los trofeos más importantes y bonitos que he conseguido en otros lugares

 

 

 

 

domingo, 16 de mayo de 2021

DIEZ AÑOS DESPUÉS DEL 15 M. SOLO QUEDA LA DECEPCIÓN Y ECHO EN FALTA ALGO DE AUTOCRÍTICA POR PARTE DE LOS PROMOTORES MEJOR COLOCADOS

 

           Hace diez años, cuando comenzó este movimiento asambleario parecido a las Comisiones Obreras Históricas, muchos ciudadanos quemados con los políticos y las políticas de las últimas décadas, llegamos a ilusionarnos porque creímos que por fin las generaciones actuales daban un paso adelante en la recuperación de una organización popular dispuesta a defender los derechos que otros habíamos conquistado antes, y que treinta años de democracia después estaban casi desaparecidos.

            Sin embargo, ese movimiento aparentemente altruista, pronto dio muestras de tener todos los ingredientes de no ser nada nuevo, e igual que las Comisiones Obreras Históricas que pasado un tiempo se transformaron en sindicato, pronto se convirtieron en otra cosa, y en 2015 se constituyó en partido político, para poco después comenzar una encarnizada lucha interior por ocupar puestos en las direcciones territoriales y centrales y cómo no, en las listas electorales a las instituciones de todo el país, ayuntamientos, parlamentos regionales y parlamento nacional.

            Luego le siguieron las numerosas escisiones que ha sufrido la organización, la primera en Madrid, la capital de la corrupción patria, provocadas por los elementos descontentos por no conseguir alzarse con los puestos de privilegio que tanto anhelaban.

            El golpe definitivo a la moral de los que no estamos en organizaciones, lo dieron cuando Podemos se negó a apoyar al Gobierno del PSOE tras las elecciones de abril de 2019 desde fuera, mediante acuerdos programáticos o puntuales, provocando la repetición de elecciones tras el verano, para una vez fracasado el plan, milagrosamente, al día siguiente de las elecciones ya había un acuerdo de gobierno entre el PSOE y Podemos, curiosamente cuando los dos habían perdido diputados.

La decisión de formar parte del Gobierno del PSOE, supuso la anulación total de Podemos, por un lado porque pasaron de ser una organización autónoma a ser rehenes de las decisiones tomadas por la mayoría del Gobierno del PSOE, y por otro cómplices de sus políticas liberales e incumplimientos postelectorales, por lo que cabe deducir que no sólo no fue un error,  significaba quitarse la careta, porque el fin no era el programa, sino los cómodos y lucrativos sillones.

De esas elecciones hay que anotar también como un “triunfo” de los entonces indignados, el crecimiento espectacular y fortalecimiento institucional de la Ultraderecha de Vox, que pasó de tener 24 diputados en las elecciones de abril de 2019 a 52 en las de noviembre del mismo año, que si no se hubieran repetidos las elecciones no habrían crecido por encima de podemos que tenía 35 en abril y pasó a tener 33, lo recuerdo porque siempre habrá alguien a quien se le haya olvidado.

Por otro lado la organización sufrió un déficit democrático sin precedentes, porque el Secretario General, Iglesias, fue la única voz del partido, incluso siendo Ministro.

Por lo visto ya no están indignados los muchachos de entonces, aunque aún no se haya derogado y continuemos “disfrutando” de los efectos autoritarios de la Ley Mordaza que Rajoy impuso en 2015, o que tampoco se haya derogado la contrarreforma laboral de Rajoy que consagra contratos de trabajo precarios, salarios de miseria y paro indefinido y sin cobertura legal para el 40% de los jóvenes, entre otras “ventajas” para esas generaciones que hace unos años se manifestaban “indignados”.

            Al inicio de su historia gritaban ¡Le llaman democracia y no lo es! ¡Democracia real ya!, y cabe preguntarse si ahora se le puede llamar “democracia real”, al esperpento que vivimos, una vez que muchos de sus dirigentes llegaron a ser ministros y otros altos cargos de la Administración del Estado, de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos, y con un rey emérito refugiado en una dictadura árabe para no dar cuentas de sus innumerables corruptelas, y todo ello, a pesar de que Podemos forma parte del que Pedro Sánchez ha calificado como “el Gobierno más progresista de la historia”, toma ya.

            Algunos no salimos de nuestro asombro, porque lejos de asignarse una mínima autocrítica defienden a capa y espada tanto la desastrosa gestión como la actitud de sus dirigentes más carismáticos, y en mi opinión, después de Carrillo y Felipe González, nunca hubo una organización y unos dirigentes que le hayan hecho tanto daño, no solo a la izquierda, también a la democracia, porque Podemos quedará para el futuro como una organización testimonial igual que I.U., y pasarán muchos años para que brote otro movimiento capaz de ilusionar tanto como lo hizo el 15 M en su momento, ahora solo queda la decepción más absoluta.


martes, 4 de mayo de 2021

EL AUGE ULTRADERECHISTA ACTUAL TIENE SU ORIGEN EN LA TRANSICIÓN Y POSTERIOR PERMISIVIDAD DE LOS PODERES PÚBLICOS SUPUESTAMENTE DEMOCRÁTICOS

 

Ahora que no hay procesos electorales a la vista, creo que es el momento de dar algunas razones del auge de la ultraderecha en España, para que no se me enfaden ni los patriotas de toda la vida, ni los revolucionarios de siempre, en un tiempo en el que este cáncer debería de haber sido extirpado hace ya muchos años, concretamente en la misma transición.

            Siempre he sido y seré antifascista mientras viva, pero con la verdad por delante, nunca manipularé la realidad ni apoyaré a los manipuladores bajo ningún concepto.

Así se las gastaban algunos sindicalistas de los sindicatos mayoritarios de los años 80 y 90 en algunas fábricas, y esto es lo que pusieron en el exterior de mi taquilla en septiembre de 1998

Durante la campaña electoral de Madrid, las amenazas por carta se convirtieron en protagonistas, pero antes, en las décadas de los años 80, 90 y 2000, se dieron lugar amenazas de muerte que tuvieron muy poca difusión en la prensa de la época, primero porque no fueron dedicadas a políticos o sindicalistas famosos, segundo porque durante el felipismo y posteriores gobiernos los poderes públicos y los medios de comunicación eran muy respetuosos con los franquistas, y luego porque no existían las redes sociales de la actualidad.

            Pero en esos años, los fascistas reconvertidos en demócratas no se andaban por las ramas, y cuando veían su poder desmoronarse inmediatamente echaban mano a la amenaza, incluso de muerte, unas veces te llamaban a deshoras para insultarte y atemorizarte, otras te mandaban a sus dóberman para que te enseñaran sus músculos y  quien mandaba allí, y en menos ocasiones te ponían un mensaje amenazante en la taquilla, pero luego sus secuaces utilizaban el sistema nazi del boca oído para darle la vuelta a la amenaza, y aunque tuvieras el panfleto utilizado por los delincuentes, ellos divulgaban por ahí entre sus parroquianos que “se lo ha hecho él mismo”. Curiosa coincidencia con las palabras de los nazis de VOX en el caso de las cartas con balas a Iglesias y otras personalidades.

                                                                        Denuncia de amenaza publicada en La Verdad el 1-10-1998

Parte final de la denuncia presentada a la dirección de la fábrica de Fertiberia sobre las amenazas, respaldada por los miembros del comité de empresa excepto los de UGT

Por otro lado, los fascistas, cómodamente instalados en las organizaciones sindicales y políticas de izquierdas, se dedicaron a trepar en la sociedad a costa de la pérdida de credibilidad de los partidos y sindicatos que los protegían y protegen “prietas las filas”, y cuando algún crítico como yo, en sus escritos les saca los colores públicamente por sus corruptelas y/o incoherencias, entonces acuden a la Justicia en “defensa del honor” muy orgullosos, de la protección especial que tienen los corruptos en este país. Yo sé algo de esas impresentables denuncias, porque he sufrido dos de ellas, una durante mi vida laboral y sindical en sindicatos minoritarios, y otra después, ambas de dirigentes sindicales muy bien respaldados por organizaciones populares e institucionales, como Dios manda. 

            Por lo tanto, que nadie se las de de nuevo en el apartado de las amenazas y la violencia ultraderechista, algunos lo hemos padecido durante muchos años, y ningún partido ni sindicato dedicó un minuto de su tiempo en denunciarlo y ponerse del lado del amenazado, expulsando de sus filas a los que habían demostrado con creces que no tenían nada de democráticos, todo lo contrario, algunos de esos ascendieron en el escalafón laboral y social, mientras las purgas sindicales y políticas las padecieron y las padecen los de siempre, los demócratas.

            Y es que, la hipocresía de la sociedad no tiene límites, las organizaciones populares y la gente en general defiende solamente a los de su banda, familia, tribu, clan, socios, mafia, o como quiera que se les llame, a los que vayan por libre como yo, que les den.

El Mundo “Cinco años de risa 1990-1995”. Caricaturas de Ricardo y Nacho

Ya sabemos que la Transición fue el gran fraude antidemocrático de la España actual, un puro mercadeo en el que llevaron la batuta los franquistas, antes que nada imponiendo la jefatura del Estado que había designado el dictador genocida, y en cuanto fueron legalizados el PSOE y el PCE de Carrillo, pronto renegaron de los principios marxistas y republicanos, y en sus filas abrigaron a conocidos personajes franquistas, falangistas, carlistas, etc., que según ellos eran “gente honrada” como el ex ministro de interior José Barrionuevo, falangista reconvertido en socialista y condenado en el juicio de los GAL por el secuestro de Segundo Marey.

Las direcciones y las bases de los partidos y sindicatos de la época se plagaron de fascistas, e inmediatamente entraron en una espiral de “limpieza” dentro de sus filas, expulsando o haciendo que se fueran todos aquellos militantes que mostraran un perfil para ellos “izquierdista”, con no aceptar la monarquía ya eras muy de izquierdas.

Las manifestaciones populares comenzaron a estar vigiladas por servicios de orden formados por los elementos más violentos de los partidos mencionados y sus correas de transmisión, CC.OO y UGT, de manera que ya no fue posible mostrar una bandera republicana en sus manifestaciones, aunque ahora, 43 años después, resulta que esos mismos son los republicanos de toda la vida y más republicanos que nadie.

Informe de falange sobre un vecino ultraderechista de Alumbres afiliado a UGT durante la guerra. Este informe falangista es un ejemplo de que a lo largo de la historia, tanto en la política como en el sindicalismo, una estrategia para controlar al enemigo fue la  de infiltrar algunos elementos en sus filas.

            Durante el primer Gobierno de Felipe González de los años 80 se restauró la Ley Antiterrorista y resurgió el terrorismo de Estado con los GAL, por lo que los franquistas comenzaron a creer que nada había cambiado, que todo estaba atado y bien atado.

Durante más de 40 años, después de instaurada la democracia, los nostálgicos  han estado realizando homenajes al dictador y genocida Franco cada 20 de noviembre con total libertad, y nunca pusieron medidas para evitarlo los diferentes gobiernos del PSOE, mientras tanto, miles y miles de republicanos asesinados por el régimen fascista siguen pudriéndose en las cunetas olvidados por la historia y por los políticos.

            Los partidos llamados de izquierdas han sido los principales responsables del auge de la ultraderecha, por un lado frustrando al electorado con sus falsas promesas electorales nunca cumplidas (hay que recordar que Felipe González dejó de cumplir más del 90% de su Programa de Gobierno de los años 80 “Cien Propuestas por el Cambio”) y por otro, porque los consideraron necesarios con el fin de utilizarlos en los procesos electorales para la obtención del voto del miedo, como ahora ha ocurrido en las elecciones a la Comunidad de Madrid “Que viene la derecha”.

            No recuerdo que el PSOE en sus casi 30 años que ha gobernado este país en sus diferentes etapas, haya instado la ilegalización de los partidos ultras, solamente he escuchado esa palabra en los últimos tiempos de verdadera crispación política, y lo mismo sucede con el homenaje perpetuo de la Fundación Francisco Franco, que parece que a ningún partido de la izquierda le haya ofendido su existencia en todo este tiempo.

            Todavía recuerdo cuando los ultraderechistas iban a los campos de fútbol con sus banderas anticonstitucionales a crear conflictos, y a matar algún aficionado del equipo rival. O cuando salían de noche con bates de beisbol en busca de inmigrantes, indigentes y homosexuales, y nunca les pasó nada, a los ultras nunca les pasa nada, o nunca los encuentran, pero nadie dimite y nunca se toman medidas serias al respecto, toda la verborrea se deja para los procesos electorales.

            Ningún asesino, ningún torturador, ningún prevaricador del franquismo ha sido juzgado por sus crímenes, por lo que la sensación que tienen los franquistas es de total impunidad, y ya lo hemos visto durante la pandemia, se han pasado las leyes por donde ellos saben, han estado reclamando un golpe de Estado, han dicho que  “les gustaría fusilar a 26 millones de hijos de puta…), y no ha sucedido nada.

Escrito presentado en el Ayuntamiento de Cartagena y a los partidos de izquierdas en 2016 sobre los símbolos franquistas en Alumbres. Nadie ha hecho nada desde entonces.

            En todos los rincones de este país, 43 años después, siguen existiendo numerosos símbolos y monumentos fascistas, y ello a pesar de que desde 1982 a 1996  gobernó el país el PSOE de Felipe González, y hubo que esperar casi 30 años para que el socialista José Luis Rodríguez Zapatero dictara una Ley de Memoria Histórica que no sirve para nada, porque en cuanto un juez la recurre se vuelve a lo anterior.

En las fábricas, los sindicatos mayoritarios infectados de falangistas reciclados se empleaban a fondo en perseguir con saña a los sindicalistas que no se sometían a su dictado y utilizaban todo tipo de métodos de coacción, desde la amenaza chulesca en grupo y en solitario hasta la agresión. Todo lo tenían bajo control, “servicios de información (chivatos)”, “de limpieza (eliminaban cualquier propaganda que no fuese la de ellos)”, “de acoso y derribo (contra los insumisos)”, etc., y las sedes sindicales se convirtieron en lugares donde se perpetraron intrigas contra líderes de sindicatos minoritarios que no se sometían.

En la reconversión de numerosos fascistas, aventureros y corruptos en honradas personalidades democráticas tuvieron mucho que ver los partidos llamados de izquierdas y sus sindicatos. 

Hay que recordar los actos de transfuguismo generalizado a todos los partidos, recientemente hemos sido testigos del mercadeo en la Comunidad de Murcia, con el PP y los tránsfugas de Cs como protagonistas, pero para mí son de especial interés los que afectan a los partidos llamados de izquierdas, por lo que creo preciso recordar los que le afectaron a I.U. especialmente con el PDNI que desembarcaron en bloque en el PSOE a finales de los 90, y las recientes y diversas escisiones en Podemos desde el año de su creación en 2015 a la actualidad, sin olvidar los seis concejales tránsfugas del PSOE de Cartagena, que aliados con el PP y Cs continúan gobernando el Ayuntamiento, para entender que la política de hoy, en general, ya no se mueve por ideologías, sino por pura y simple ambición de poder y de dinero.