martes, 11 de septiembre de 2018

LA LLEGADA DEL AGUA POTABLE A LOS PARTIDARIOS


                El problema del agua potable en nuestra tierra comenzó a resolverse con la fundación de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla en 1927, sin embargo, las obras de canalización no se comenzaron hasta 1932, época muy complicada y difícil y se continuaron durante la guerra, hasta que a finales de abril de 1945 llegó el agua a los depósitos de Tentegorra, y el 17 de mayo celebraban en Cartagena la llegada de tan preciado elemento, concretamente a La Alameda de San Antón.
           En 1947 ya se había construido un depósito en Alumbres y en ese año, la empresa Entrecanales y Táboras construiría la canalización hasta el depósito de Escombreras que alimentaría a la Refinería de Petróleos.
            Consta que en junio de 1948, la Sociedad Franco Española en Alumbres, conocida como Garrabino, solicitaba a la Mancomunidad una conexión para su factoría y conseguía agua para su consumo.
    Por entonces, era mucha la necesidad de agua potable, y numerosas las solicitudes, pero no podía llegar a todos los lugares a la misma vez.

Los Partidarios. Fotos: Francisco Atanasio Hernández
            Sin embargo, fue el día de San Roque de 1949, el día del Patrón del pueblo, cuando se inauguraron dos fuentes públicas de agua del Taibilla en Alumbres, una en la Plaza de la Iglesia y otra en la Plaza de la Escuela (hoy desaparecida por un bloque de edificios), y se puede decir, sin ningún género de dudas, que nuestro pueblo se benefició por encontrarse en el camino de la conducción de agua potable que tenía que alimentar a la Refinería de Petróleos de Escombreras, porque a otros pueblos y ciudades mucho más importantes llegó varios años después, sin ir más lejos, y por mencionar alguno, los vecinos de La Unión no disfrutaron del agua del Taibilla hasta 1961.

            Pues bien, como también dije ya en un artículo anterior dedicado a los orígenes de Los Partidarios, el alumbrado público en este caserío alumbreño fue inaugurado en las fiestas de San Roque de 1968, siendo Alcalde de Cartagena Ginés Huertas Celdrán, que aprovechó el viaje para inaugurar también la reforma de la Plaza de la Iglesia de Alumbres. Las fiestas Patronales son un buen momento para que los políticos de todos los tiempos saquen pecho, y ya por entonces sabían aprovechar las oportunidades.
Dos años después, en 1970 le llegó el turno al agua potable. El proceso comenzó con la aprobación del proyecto por el Ayuntamiento de Cartagena en julio de 1969, y un mes después, en agosto, aprobaba el presupuesto para la “Conducción de aguas potables a Los Partidarios y La Puebla”.

Poco más tarde, en enero de 1970 se realizó la convocatoria pública para la adjudicación de la obra, con un tipo de licitación de 200.000 Pts. a la baja, no admitiéndose proposiciones que excedieran de dicha cantidad, la cual iría cargada al presupuesto extraordinario formado al efecto.
Depósitos de agua del Taibilla en Alumbres. Fotos: Francisco Atanasio Hernández 
            Ya en el mes de abril de ese año se publicó en el B.O. de la Región la adjudicación de la obra, que casualmente recayó en el empresario y cacique falangista de Alumbres, Antonio Pérez García por un importe de 200.000 Pts.

            Las obras deberían comenzar dentro de los 30 días siguientes a la notificación al contratista de la adjudicación, y terminarse en un plazo máximo de 4 días desde su inicio.
            Parece que por entonces, había un vecino que disponía de un grifo en su patio, que la Mancomunidad le había instalado porque la canalización de las aguas para La Unión pasaba por sus tierras.

Por lo que me han contado, de ese grifo era de donde se estuvieron sirviendo la mayoría de vecinos hasta que se dio servicio de aguas al caserío. 

El Noticiero

domingo, 26 de agosto de 2018

LOS GRAFITIS DEL ROMPEOLAS UNA SANA Y GRATIFICANTE IDEA


A los que superamos los 60, el rompeolas nos evoca muchísimos recuerdos, indudablemente unos quedaron grabados para siempre mientras que otros, inevitablemente engrosaron el baúl de los olvidos, no obstante, para muchos cartageneros, ya sean de la ciudad o de algún pueblo de sus alrededores como yo, éste siempre será un lugar entrañable, al que es agradable volver de cuando en cuando a escuchar el rumor de las olas o simplemente a contemplar el mar.
Suelo salir con cierta frecuencia a caminar y a correr por el paseo del muelle y el rompeolas, y aunque desde hace tiempo vengo observando que algunos de los bloques mejor conservados habían sido decorados con grafitis, hasta hace unos días no me había parado a mirarlos con detenimiento, y la verdad, fue una agradable sorpresa para mí, ver que en un lugar tan desolado como éste, entre otras cosas porque muchos de los bloques, incluso el muro de contención se encuentran muy deteriorados por los frecuentes golpes de mar que sufren, alguien que firma como P. Conesa ha tenido la delicadeza de decorar con grafitis un buen número de ellos.
Dentro de la ruina general, ahora se puede disfrutar de la obra de arte, en que este grafitero ha convertido una buena parte del rompeolas utilizando como soporte los bloques más nuevos, que como es natural se han ido reponiendo en el lugar.

Dedica dos grafitis a los “Icues”, niños de la calle de mediados del siglo pasado, uno los representa con una escena de pesca con caña en el rompeolas, en la que dos chiquillos son los protagonistas. El otro lo hace con un tren llamado “Icue” saliendo de un túnel ¿El Icue en el túnel del tiempo?, podría ser.
Personajes de la historia de Cartagena como Asdrúbal, fundador de Qart Hadasht (Cartagena), que los romanos llamaron posteriormente Cartago Nova, y también Isaac Peral, es representado con su submarino de forma muy original.
Uno de los bloques está reservado para el más ilustre personaje de nuestras letras, Miguel de Cervantes, y también sus personajes más universales sobre una barca “Amigo Sancho ¡huyamos hacia la libertad!”.

Músicos universales como una de las figuras más importantes del jazz, Louis Amstrong tocando una larguísima y original trompeta, y el inmortal Beethoven componiendo la 5ª sinfonía en su piano.
A Groucho Marx le acompaña una de sus famosas frases “Estos son mis principios si no le gustan tengo otros”, también Einstein, Charles Chaplin y los Picapiedra están deliciosamente retratados en los bloques.
Además, hay otros motivos como nuestro famoso “asiático”, un prisma, un barco, flores, un pulpo, un capirote, una mujer aseándose, etc.

No podía faltar la inolvidable Charito, que según se decía se bañaba todos los días en el rompeolas, por eso seguramente el artista la representa con medio cuerpo de mujer y cola de sirena.
Del rompeolas tengo recuerdos inolvidables de mi infancia y juventud, uno de ellos me marcó para siempre. Los estudiantes alumbreños que por entonces íbamos a Bastarreche (Escuela de Formación Profesional), no sabíamos mucho de las cosas de Cartagena y tampoco de quién era la Charito de la que tanto hablaban los compañeros de escuela, así un día de finales de enero que no tuvimos clase, se nos ocurrió que podía ser el momento de ir a ver quién era esa mujer. Llegamos a los bloques y allí estaba ella en bañador, que por entonces ya podía ser nuestra abuela, y después de soltar algunas imprecaciones, solamente comprensibles entre nosotros, quisimos aprovechar el esplendido día de sol que nos acompañaba y nos quedamos en calzoncillos para bañarnos, yo fui el primero y el único que se chapuzó, pues el agua estaba tan fría que mi chapuzón resultó como en los dibujos animados, visto y no visto, y salí saltando por los bloques y corriendo el espigón para calentarme, lógicamente mis amigos no se bañaron al ver mi reacción.
En fin, que conocer a la Charito, a mí me costó una pulmonía doble y una pleuresía como secuela.
            Sinceramente, no tengo el gusto de conocer a la persona que firma los grafitis, pero si lee esto, quisiera que sepa que yo le estoy muy agradecido, porque con su trabajo no solo no hace mal a nada ni a nadie, sino todo lo contrario, y no me importa si ha sido por iniciativa propia o remunerado, además, por mi parte, estaría encantado con que continuara el trabajo de decoración de los bloques, me atrevería a decir incluso, que el Ayuntamiento de Cartagena y Obras del Puerto colaboren echando una manita en lo económico.



domingo, 5 de agosto de 2018

ALUMBREÑOS FORÁNEOS…, CON HUMOR


          Nunca deja de sorprendernos la indescriptible capacidad creativa desarrollada por  la clase dirigente alumbreña de los últimos tiempos.

            Hace tan solo unos días nos enteramos de los detalles de la última obra magna, y es que, al menos una de las actuales organizaciones del pueblo, utiliza un término que parece que está bastante extendido entre los lugareños, “alumbreños foráneos”, para clasificar a los que por unas u otras razones residimos fuera de Alumbres, y la verdad, a estas alturas, y después de haber sido testigo de actuaciones poco edificantes de todo tipo, por parte de algunos de los actuales mandamases, es preferible tomarse a cachondeo este tipo de paparruchadas.

            No sabemos de qué diccionario se habrán sacado esta poco ingeniosa y chabacana denominación, aunque teniendo en cuenta algunos honorables episodios de nuestra historia, bien puede haber sido inspirada en el lenguaje utilizado por nuestro ínclito paleto, José Conesa Francés, primer Alcalde de Alumbres en 1813, el cual ponía una cruz donde debía de firmar porque era analfabeto, y que, con toda dignidad, antes de dos meses dimitió de su cargo argumentando que “le copiaban la firma”.

            Parece que no avanzamos mucho en los dos últimos siglos, pero no hay que desesperar, que según las Sagradas Escrituras, Dios no hizo el mundo de la noche a la mañana, y aquí hay mucha voluntad, sobre todo en no bajarse del sillón para que nadie ocupe el puesto que cada uno ostenta, y que como mínimo les sirve para fardar de personas preparadas e importantes, y eso para algunos hombres y mujeres, tiene un valor incalculable por lo que están dispuestos a todo.

El caso es que, muchos nacimos en Alumbres, y nunca hemos dejado de sentirnos alumbreños, por muy lejos que hayamos estado en algún momento de nuestras vidas, algunos de nuestros paisanos residen en Barcelona, Tarragona, Granada, Madrid, Castellón, Paracuellos de Jiloca…,  y en otras ciudades de esta España nuestra, y esos ansían volver al pueblo cuanto antes, porque lo extrañan sobremanera.
La mayoría de los que residimos fuera del pueblo, tenemos más suerte que los últimos mencionados, porque vivimos a unos pocos kilómetros de nuestra tierra, Cartagena y sus barrios, Roche, La Unión, Portman, El Llano, El Algar, La Manga, Los Belones, etc., y en numerosas ocasiones coincidimos allí, pero posiblemente suscite alguna que otra envidia el hecho de que tengamos tanto, o más amor al pueblo, que los que se jactan de no haber salido nunca de él, aunque varios de ellos mienten como bellacos, porque o no son naturales de Alumbres, o también tuvieron sus largas épocas de residencia fuera del pueblo, y sin embargo tienen la osadía de calificarnos como “alumbreños foráneos” a los que residimos fuera.

El principio filosófico que enmarca la clasificación mencionada, lo describe muy bien Groucho Marx “Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”.

Entre los no residentes, hay algún atrevido que realiza trabajos de divulgación de nuestro pueblo y su historia de forma altruista, y ni pide permiso ni rinde pleitesía a nada ni a nadie, en un mundo en el que la mayoría de ciudadanos intentan congraciarse con estos personajes, que parece que hayan salido de una oferta de rebajas del mercadillo, y a los que no les importa llamarnos extranjeros, forasteros, extraños, o cualquier expresión rara que de pronto les haya llegado a la escasa imaginación, según todos los indicios, de las más lúcidas cabelleras de Alumbres.

Aquí no dimite nadie por muchos méritos que haya acumulado para ello, porque la pela es la pela, y además nadie se lo pide nunca, por lo visto, la incompetencia se premia con el cargo vitalicio, seguramente para que haga juego con la Monarquía.

En fin, que no hay que enfadarse mucho porque alguna que otra organización nos clasifique a los alumbreños no residentes en el pueblo, en un apartado denominado “alumbreños foráneos”, cada cual se puede desnudar cómo y cuando quiera.

En palabras de Groucho Marx “No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo”

miércoles, 25 de julio de 2018

REINAS, MISSES, MISTER Y DAMAS DE HONOR, DE LAS FIESTAS A SAN ROQUE


En las noticias y programas que tengo de la primera década del pasado siglo 20 sobre las fiestas a San Roque en Alumbres, ya se menciona a la Comisión de Fiestas, y  en la década de 1920 se encuentran referencias a sus organizadores, utilizando indistintamente los términos, Mayordomos y Comisión de Festejos, como artífices de su programación y desarrollo.
Entre la documentación que tengo en mis archivos, dispongo de una gran cantidad de programas de las Fiestas de San Roque y noticias sobre ellas, y puedo asegurar que antes de la década de 1930, y más concretamente hasta 1932, nunca se mencionan a misses, reinas o damas de honor.
            Durante la República, en 1932, 33, 34 y 35 fueron elegidas las primeras misses para presidir los actos festivos, y es a partir de 1962 cuando se corona a la joven elegida como reina de las Fiestas de San Roque, a la que acompañan sus damas de honor.
Anita García Rodríguez, Miss Alumbres 1932 y 35
Isabel Raja Álvarez, Miss  Alumbres 1933 y 34
Para las jóvenes de Alumbres, siempre ha supuesto una gran ilusión salir elegidas entre tantas muchachas bonitas que presentan su candidatura, Reina o Dama de Honor de las Fiestas de San Roque, o Miss, como tiempo atrás se las llamó, y cuya denominación se ha utilizado en muchas ocasiones a lo largo de la historia, incluso recientemente.
La Reina con sus Damas de Honor suele presidir la mayor parte de los actos festivos programados, y en otros tiempos no se perdían un partido de fútbol, el cual siempre era amenizado por una banda de música.

            Todas las reinas, misses, mister y damas de honor conocidas hasta la actualidad:

1932 – Ana García Rodríguez, Miss Alumbres.
1933 – Isabel Raja Álvarez, Miss Alumbres.
1934 – Isabel Raja Álvarez, Miss Alumbres.
1935 – Ana García Rodríguez, Miss Alumbres.
Reina y Damas 1962
1962 – Ramona Gómez García, Reina, y las Damas de Honor, Manoli Conesa Muñoz y Rosa Anita Barceló Díaz.
1963 –Rosa Anita Barceló Díaz, Reina, y las Damas de Honor, Mariquita Navarro Yepes y Luisa Gil Egea.
1964 – Pepita Pérez, Reina.
1965 – M.ª Loli Lozano Ojados, Reina, y las Damas de Honor, Francisca López Hernández y Rosario Egea Barcelona.
1966 – M.ª Luisa Pérez, Reina, y las Damas de Honor, Cati Martínez Ojados y María Hernández.
1967 – Dami Baños Nieto, Reina, y las Damas de Honor, Conchita Roca, Soledad Conesa, Mª. Carmen González, Paquita Martínez, Soledad Madrid y Juana Martínez.
1968 – M.ª Dolores Nicolás, Reina.
Tres reinas 1969
1969 – Fina Sánchez, Reina.
   ,,    – Fina Barceló Díaz, Reina.
   ,,    – María Cuadros Hita, Reina.
1970 – Paquita Guerrero Soto, Reina.
1971 – Anita Martínez Ojados, Reina, y las Damas de Honor, Paquita Ros, Finita Pérez, Isabel Villada y Rosa Rodríguez.
1972 – Angelita Meroño.
1973 – M.ª José Conesa López, Reina, y las Damas de Honor, Pepi Martínez Salazar, Paqui Barcelona Rodríguez, Fuensanta Zamora Buitrago y Juana Mari Ojados Álamo.
1974 – Maruja Hernández Martínez, Reina, y las Damas de Honor, Fina Martínez García, Maruchi Martínez Tardido, Caridad Andreu Martínez y Gertrudis Avilés Simón.
1975 – M.ª Teresa Funes Olmedo, Reina, y las Damas de Honor, Mari Manzanera Martínez, Fulgencia Hernández Ros y Carmen Moreno López.
1976 – M.ª Victoria Barcelona Rodríguez, Reina.
1977 – Cati Hernández Martínez, Reina, y las Damas de Honor, Mari Carmen Ojados Hernández, Isabel María Morales Martínez, Mercedes Vera Yepes y Ana Fernández Gil.
                                                                              Reina y Damas 1978
1978 – Mercedes Martínez Tardido, Reina, y las Damas de Honor, Isabel Rojo Villada, Luisa María Ardid García, Antonia María Ros Hernández, Pepi García Hernández, Conchi Díaz Martínez y Mariví Ros Robles.
1979 – Loli Torres Ureña, Reina, y las Damas de Honor, Ana Conesa, Soledad Pedreño, Conchi Grau Rubio y Loli Callejas Montero.
Reina y Damas 1980
1980 – M.ª Jesús Real Pérez, Reina, y las Damas de Honor, Toñi Cuadros, Mª. Carmen Sánchez, Ginesa Valero y Toñi Marín.
                                                                             Reina y Damas 1981
1981 – Loli García Celdrán, Reina, y las Damas de Honor, Paqui Valera, Juana María Ojados Sánchez, Fina Fernández Martínez, Encarnita Alcaraz Martínez, Flori Celdrán Martínez, Pascuala Valero Hernández, Tina María Martínez Moreno.
1982 – M.ª Luisa Belchí Carmona, Reina, y las Damas de Honor, Loli Bermejo Pérez, Santi Espinar Morales, Mari Raja Vera y Encarnita Pérez Martínez.
1983 – María García Charcos, Reina, y las Damas de Honor, Isabel María Castejón Gómez, Ana Espín Aranda, María José Hernández Martínez y Mili Hidalgo Reche.
1984 – Cari Martínez Olivares, Reina, y las Damas de Honor, Loli Cuadros Bermejo, María del Amor Ros, Milagros Pérez Martínez, Mª. Loli González Sánchez y Juli Díaz Martínez.
1985 – Natividad Ruiz Ojados, Reina, y las Damas de Honor, Pili Hernández y Mª. José Pérez Conesa.
1986 – M.ª José Garrido Barceló, Reina, y las Damas de Honor, Rocío Martínez Nicolás, Ana Valera Espín, Bibi Castejón Gómez y Karina Ros Hernández.
                                                                            Reina y Damas 1986
1987 – M.ª José Morales López, Reina, Loli Ponce Barcelona, Flori Rodríguez Celdrán, Encarnación López Cervera y Conchi San Martín González.
                                                                              Reina y Damas 1988
1988 – Ana José Atanasio Ros, Reina, y las Damas de Honor, Mari José Soriano Atanasio, Juani García Escobar, Agustina Caro Campoy y Mª. Alejandra Requena.
                                                                          Reina y Damas 1989
1989 – Quina María García Pérez y Ana Leonor López Rojo, Reinas, y las Damas de Honor, Mari Carmen López Atanasio, Encarni Vivancos Giménez y Angelita Pérez Ruiz.
1990 – M.ª Trini Paredes Celdrán, Reina, y las Damas de Honor, Mª. José Delgado Nicolás, Raquel Conesa Barcelona, Mari Eva Vivancos García y Mª. Eugenia Aroca Gil.
1991 – Raquel Díaz Martínez, Reina, y las Damas de Honor, Raquel López Atanasio y Carmen Martínez Martínez.
1992 – Ana Egea Jiménez, Reina, y las Damas de Honor, Susana Callejas Montero y Rosana Garrido Barceló.
1993 – M.ª José Albaladejo Sánchez, Reina.
   ,,    – Elena Martínez García, Reina.
   ,,    – Olga Jara Mendoza, Reina.
1994 – Penchi Hernández Ojados, Reina, y las Damas de Honor, Sonia Martín Solano, Mª. del Carmen Torralba Solas, Samanta Corrulla Fuentes y Ascensión Villasevil Valero.
                                                                             Reina y Damas 1995
1995 – M.ª del Carmen Ros Pérez, Reina, y las Damas de Honor, Verónica Gómez Peña y Blanca Corulla Fuentes.
1996 – M.ª Carmen López Atanasio, Reina.
                                                                          Reina y Damas 1997
1997 – M.ª José Conesa Barcelona, Reina, y las Damas de Honor, Inmaculada Castejón Gómez y Silvia Cervantes Berlanga.
1998 – Inmaculada Rodríguez, Reina, y las Damas de Honor, Manoli Vivancos y Ana Belén Ros.
1999 – Alicia Garrido Barceló, Reina, y las Damas de Honor, María Rodríguez García y Antonia Celdrán Andreo.
Reina y Damas 2000
2000 – Isa Carrillo, Reina, y las Damas de Honor, Lidia Castejón, Dori Vivancos, Soralla Albaladejo y Almudena Pérez.
2001 – Eva Sánchez, Reina, y las Damas de Honor, Sonia Rodríguez, Susi Mendoza, Tamara Barcelona, María Candela.
                                                                           Reina y Damas 2002
2002 – Lola Miras Valera, Reina, y las Damas de Honor, Amanda Arenas Ojados, Lorena Godines Manuel, María del Mar Laencina Díaz.
                                                                     Reina y Damas 2003
2003 – Violeta Navarro Díaz, Reina, y las Damas de Honor, Tania Cruz Venero, Nuria Fernández Gil y Caridad Castillo Balanza.

2004 – María Isabel Arriaga Melón, Reina, y las Damas de Honor, Soledad Gómez Peña y Maite Carrillo Soto.
                                                                              Reina y Damas 2005
2005 – Cristina García, Reina, y las Damas de Honor, Sonia Navarro y Ana Blaya.
2006 – Paloma Luengo Díaz, Reina, y las Damas de Honor, Encarni Fernández Alcaraz, Paqui Nicolás Acosta y Beatriz Andreu Cantero.
2007 –Rebeca Martínez Martínez, Reina, y las Damas de Honor, Elena Martínez Celdrán, Isabel María Nieto Castejón y Toñi Martínez Valero.
2008 – Mari Carmen Hernández Alcaraz, Reina, y las Damas de Honor, Rosario Vivancos Martínez y Isabel Vivancos Martínez.
2009 – Mercedes García Valera, Reina, y las Damas de Honor, Cristina Muñoz López, Belén Mercader Hidalgo y Irene Pedreño Redondo.
2010 – Mar Martínez Valero, Reina, y las Damas de Honor, Lucía Fernández Gil y Ana Mª. Hernández Casquet.
2011 – Inma Fernández Alcaraz, Reina, y las Damas de Honor, Ana María Martínez Avilés, María José Martínez Garrido y Marta Jiménez Hernández.
2012 – Carmen Duboy García, Reina, y las Damas de Honor, Beatriz Jiménez García y Manoli Rojo Villada.
2013 – Carmen Hernández Sáez, Reina, y las Damas de Honor, Alicia Jiménez Hernández y Mirella Vilar Rabal.
Misses y Mister 2014
2014 – Este año se eligieron Misses y Mister: Ana María Valero Calderón, Miss San Roque; Ana María Hernández Casquet, Miss Alumbres; Mercedes García Valera, Miss Simpatía; Cristina Celdrán Yepes, Miss Visitante; Antonio Solano Avilés, Mister San Roque; Juan Enrique Tortosa García, Mister Alumbres.
                                        
                                                                     Reina, Misses y Mister 2015
2015 –Reina, Misses y Mister. Sara Barcelona Espín, Reina; Ana María Martínez Avilés, Cristina Gallart Santos y Lucía Fernández Gil, Misses, y los Mister, Vicente Baños Iborra e Iván Casquet Avilés.
                                                                           Reina y Damas 2016
2016 – Pilar Solano Avilés, Reina, y las Damas de Honor, Mª. del Pilar Jiménez Pérez, y Mónica Pérez Jiménez.
2017 – Mari Carmen Paredes Torralba, Reina, y las Damas de Honor, Nuria Cuadrado Manuel, Aldara Castro Galán, Nerea Giménez Alcaraz, Laura Peinado López.
2018 – Ana Belén Pardo Lozano, Reina, y las Damas de Honor, Nuria Grau Pérez, Natalia redondo de la Rubia, María Madrid Carreño, María Marín Franco, Sandra Baraza Raya.



martes, 17 de julio de 2018

LOS POLÍTICOS QUE EN LA TRANSICIÓN PEDÍAN GENEROSIDAD Y PERDÓN, AHORA DICEN “NI OLVIDO NI PERDONO”


            Hay muchas cosas del actual estado político social que sufrimos en esta España, que no puedo digerir por más que lo intento.
            La primera es que esta España nuestra, el país que muchos patriotas de pacotilla mencionan empalagosamente mientras desvalijan las arcas del Estado, o del Ayuntamiento, o de la Comunidad Autónoma que les toca sufrirlos, es el único Estado, supuestamente moderno y democrático, que 40 años después, no ha hecho justicia con los crímenes de la dictadura de Franco, y ni Europa, ni la ONU, ni ningún otro país u organismo internacional le ha forzado a que lo haga sin demora, todo lo contrario, la Justicia Universal en España no tiene aplicación, y parece que los mismos que ayudaron al triunfo del Golpe de Estado y posteriormente bendijeron la dictadura franquista, es decir, Italia, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos, el Vaticano y la ONU, ahora hacen la vista gorda para no desentonar con el torticero pasado de sus antecesores.
Antonio Machado. De mi colección de adhesivos de la transición
Los medios más interesados y manipuladores, bautizaron a los protagonistas del pacto de la transición española, como “Padres de la Constitución democrática”, cuando deberían de haberles calificado como “Padres de la continuación franquista”, la podredumbre institucional que sufrimos en la actualidad tiene su origen ahí, en las inconmensurables concesiones que los “negociadores”, supuestamente democráticos, otorgaron a los defensores de la dictadura, por lo que pasamos del franquismo al postfranquismo, una democracia más virtual que real.
De hecho, la monarquía, que es un sistema hereditario, y por lo tanto antidemocrático, es una de las podridas herencias que nos dejó el dictador Franco, y a la que los partidos más corruptos, PP, PSOE, y Cs bendicen, apuntalan y rinden pleitesía contra viento y marea, por lo que nunca se escucha al monarca condenar la corrupción institucional generalizada que sufrimos, sino todo lo contrario. Para ejemplo, solo hay que ver el tratamiento judicial que ha tenido el Caso Noos, y los numerosos procesos judiciales a twitteros y humoristas gráficos en los últimos tiempos, y tampoco nos podemos sustraer a los informes de Corina, sobre las patrióticas cuentas en paraísos fiscales del Rey Emérito, cazador de elefantes y conejos, que tanto el PP como el PSOE, sin disimulos ni complejos de complicidad antidemocrática, justifican sumisamente en franca comunión de intereses.
La inviolabilidad del Rey es anacrónica, pero aquí exigen su cumplimiento el trío de reaccionarios PPSOECs. Los corruptos y la derecha más recalcitrante, prietas la filas, en respaldo del imperecedero símbolo de la corrupción.
La calidad democrática actual queda en entredicho también, viendo pasear tranquilamente por las calles de Madrid a Antonio González Pacheco “Billy el Niño”, uno de los más sádicos torturadores de la dictadura, que además, 40 años después, lleva en su nómina democrática, un complemento salarial por las condecoraciones que le impuso el régimen de terror por sus “servicios a la patria”.
Dibujo: Francisco Atanasio Hernández
La llamada amnistía de la transición, significó en realidad el perdón a los crímenes de la dictadura, pues hay que recordar que los últimos fusilados del franquismo, sin las más mínimas garantías procesales, y sacando las declaraciones de culpabilidad por medio de torturas, se ejecutaron en septiembre de 1975, algo menos de dos meses antes de la muerte del dictador en su cama.
En la actualidad, ni siquiera hay intención de anular las miles de injustas y prevaricadoras sentencias de muerte que se emitieron entonces.
La fundación Francisco Franco rinde honores y memoria eterna a un genocida, cuyo mantenimiento pagamos todos los españoles con nuestros impuestos, algo impensable en cualquier otro país democrático que se precie de Estado de Derecho, y en su momento, ni el Registro de Asociaciones, ni los partidos políticos “negociadores de la transición”, ni el Poder Judicial, pusieron objeción alguna a su creación, es más, parece ser que la fundación está blindada porque nadie quiere ilegalizarla.

En España, se sigue haciendo apología del Terrorismo de Estado y se rinden honores a los criminales con total impunidad y absoluto desprecio a la ciudadanía.

La actual Ley de Memoria Histórica, puesta en vigor treinta años después de aprobada la Constitución democrática, es poco menos que una burla a la sociedad, porque en la mayoría de los casos no se puede hacer cumplir, ya que siempre hay alguna organización franquista, una institución, o un juez que paraliza su ejecución. Así ha sucedido y continúa sucediendo con numerosos monumentos franquistas, incluidos los restos del dictador que hay enterrados en el Valle de los Caidos.
Por otro lado, muchos de los grupos de trabajo y comisiones municipales para la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, están compuestas en su mayoría por personas de orientación conservadora y religiosa, y se dedican a poner todas las trabas posibles, por lo que muchas calles y monumentos dedicados a reconocidos franquistas siguen recordando a personajes infames, y algunos partidos que se proclaman de izquierdas y progres callan por intereses partidistas y electorales inconfesables, como sucede en Cartagena y algunas de sus diputaciones como Alumbres, donde los pactos municipales entre partidos hacen imposible la retirada de símbolos franquistas.

La AVT (Asociación de Víctimas del Terrorismo), solo reconoce como terrorismo a las 830 víctimas de ETA, que ellos mismos cuantifican, los aproximadamente 200.000 asesinados del franquismo no están considerados como víctimas del terrorismo, ni tampoco la treintena de víctimas que ocasionó el Terrorismo de Estado durante los Gobiernos de Felipe González por medio del GAL.

            Hay una frase inquietante y farisea, que abre la herida cada vez que la pronuncian los mismos que en la transición pedían a la sociedad “reconciliación” y perdón para los golpistas, asesinos, torturadores, malversadores, y prevaricadores del franquismo, “Ni olvido ni perdono” y se agarran a ella como si la venganza viniera en las sagradas escrituras, pero cuando se les habla de hacer justicia con las víctimas del franquismo, se contradicen deshonestamente, alegando que remover el pasado es un intento de revancha, lo suyo no lo consideran revancha, seguramente porque está bendecido.

            Si de verdad en España disfrutáramos de una democracia, si este país fuera un Estado de Derecho, si hubiera justicia en España, estoy convencido de que se hablaría menos del franquismo, porque hace muchos, muchos años que se habrían retirado los símbolos franquistas de las calles y lugares públicos, y tampoco habría una Fundación que recuerde a un golpista y sanguinario criminal, y si existiera la AVT, estaría compuesta por personas de los tres grupos afectados, víctimas del franquismo, de ETA y del GAL, y nadie pronunciaría la vengativa y cínica frase “Ni olvido ni perdono”.