lunes, 9 de julio de 2018

LA RECETA DEL “MARICÓN”


           Esta bebida típica de nuestro pueblo, es ya todo un símbolo de las fiestas patronales, y sin duda alguna es de las bebidas más consumidas por los alumbreños durante esos días, y en la actualidad se puede degustar en cualquiera de los siete u ocho establecimientos comerciales donde sirven bebidas.

            Tradicionalmente, la espera de la Diana se viene realizando en la casi desaparecida hoy, barriada de “el Portazgo”, y en otros tiempos, tanto jóvenes como adultos, acostumbraban a visitar la tasca del Bigotes que estaba situada junto a la vía de la mencionada barriada, para echarse unos “maricones al coleto”, con lo que se hacía la espera mucho más entretenida y llevadera, también se podía consumir en la bodega de Pepe “el Gómez”, y en la barra de Paco “el del Estanco” y en la actualidad, se puede encontrar en todos los bares del pueblo, incluso muchos vecinos se fabrican el “maricón” necesario para su propio consumo.
De izquierda a derecha: María, Federo, Pepe “el Piri”, Patricio 
            José Martínez López “el Piri”, es de esos alumbreños castizos, que como consumado especialista en la elaboración de esta bebida, cuando se acercan las fechas de las fiestas de San Roque, hace acopio de la materia prima necesaria y se pone manos a la obra en la fabricación de unos cuantos litros de “maricón” (me dijo que todos los años hace 70 u 80 litros), con los que se permite “refrescar” a los músicos de la Diana, y a los amigos que se acercan que no son pocos.

            El “maricón” que hace Pepe “el Piri”, es una especie de cóctel que contiene anís seco, zumo de limón, miel, azúcar y casera. Dice Pepe que “Como cada maestrillo tiene su librillo, cada cual le echa la cantidad que cree conveniente de cada uno de los ingredientes mencionados”. Seguramente por eso, por el toque especial que Pepe le pone, todos los que hemos bebido su “maricón” coincidimos en que éste se distingue de otros que también están buenos pero...