martes, 11 de septiembre de 2018

LA LLEGADA DEL AGUA POTABLE A LOS PARTIDARIOS


                El problema del agua potable en nuestra tierra comenzó a resolverse con la fundación de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla en 1927, sin embargo, las obras de canalización no se comenzaron hasta 1932, época muy complicada y difícil y se continuaron durante la guerra, hasta que a finales de abril de 1945 llegó el agua a los depósitos de Tentegorra, y el 17 de mayo celebraban en Cartagena la llegada de tan preciado elemento, concretamente a La Alameda de San Antón.
           En 1947 ya se había construido un depósito en Alumbres y en ese año, la empresa Entrecanales y Táboras construiría la canalización hasta el depósito de Escombreras que alimentaría a la Refinería de Petróleos.
            Consta que en junio de 1948, la Sociedad Franco Española en Alumbres, conocida como Garrabino, solicitaba a la Mancomunidad una conexión para su factoría y conseguía agua para su consumo.
    Por entonces, era mucha la necesidad de agua potable, y numerosas las solicitudes, pero no podía llegar a todos los lugares a la misma vez.

Los Partidarios. Fotos: Francisco Atanasio Hernández
            Sin embargo, fue el día de San Roque de 1949, el día del Patrón del pueblo, cuando se inauguraron dos fuentes públicas de agua del Taibilla en Alumbres, una en la Plaza de la Iglesia y otra en la Plaza de la Escuela (hoy desaparecida por un bloque de edificios), y se puede decir, sin ningún género de dudas, que nuestro pueblo se benefició por encontrarse en el camino de la conducción de agua potable que tenía que alimentar a la Refinería de Petróleos de Escombreras, porque a otros pueblos y ciudades mucho más importantes llegó varios años después, sin ir más lejos, y por mencionar alguno, los vecinos de La Unión no disfrutaron del agua del Taibilla hasta 1961.

            Pues bien, como también dije ya en un artículo anterior dedicado a los orígenes de Los Partidarios, el alumbrado público en este caserío alumbreño fue inaugurado en las fiestas de San Roque de 1968, siendo Alcalde de Cartagena Ginés Huertas Celdrán, que aprovechó el viaje para inaugurar también la reforma de la Plaza de la Iglesia de Alumbres. Las fiestas Patronales son un buen momento para que los políticos de todos los tiempos saquen pecho, y ya por entonces sabían aprovechar las oportunidades.
Dos años después, en 1970 le llegó el turno al agua potable. El proceso comenzó con la aprobación del proyecto por el Ayuntamiento de Cartagena en julio de 1969, y un mes después, en agosto, aprobaba el presupuesto para la “Conducción de aguas potables a Los Partidarios y La Puebla”.

Poco más tarde, en enero de 1970 se realizó la convocatoria pública para la adjudicación de la obra, con un tipo de licitación de 200.000 Pts. a la baja, no admitiéndose proposiciones que excedieran de dicha cantidad, la cual iría cargada al presupuesto extraordinario formado al efecto.
Depósitos de agua del Taibilla en Alumbres. Fotos: Francisco Atanasio Hernández 
            Ya en el mes de abril de ese año se publicó en el B.O. de la Región la adjudicación de la obra, que casualmente recayó en el empresario y cacique falangista de Alumbres, Antonio Pérez García por un importe de 200.000 Pts.

            Las obras deberían comenzar dentro de los 30 días siguientes a la notificación al contratista de la adjudicación, y terminarse en un plazo máximo de 4 días desde su inicio.
            Parece que por entonces, había un vecino que disponía de un grifo en su patio, que la Mancomunidad le había instalado porque la canalización de las aguas para La Unión pasaba por sus tierras.

Por lo que me han contado, de ese grifo era de donde se estuvieron sirviendo la mayoría de vecinos hasta que se dio servicio de aguas al caserío. 

El Noticiero